EL TIEMPO en CAJATAMBO

lunes, 1 de mayo de 2017

HOY NO, MAÑANA SI...A PROPÓSITO DEL DIA DEL TRABAJO



“HOY NO, MAÑANA SI…
A PROPÓSITO DEL DÍA DEL TRABAJO Y TRABAJADOR

Escribe: ulises Requejo Armas[1]

Hace muchos años, -cuentan nuestros padres y abuelas- había un arador cajatambino llamado Ceferino, preparaba a los bueyes para iniciar una jornada de trabajo como de costumbre por la zona llamada Parientana, zona agrícola ubicada a cuarenta minutos de caminata desde la ciudad de Cajatambo. Ceferino, el “gañan” (arador), era de mediana estatura, contextura normal, usaba un sombrero “lagpi”[2], pantalón de bayeta color blanco, y llanques[3] en vez de zapatos, todas las mañanas tomaba sus aperos de trabajo, arado, yugo, reja, hijón[4], entre otros, además de una alforja con algunos alimentos (la cancha y el charqui), chicha de jora, un poco de hojas de coca, “yscu puru”[5] y su cigarro marca Inti; acompañado de su burro viejo llamado “Shapuco” y sus perros llamados “Culto” y “Leal”, juntos con sus dos bueyes llamados “Toreto” y “Tauro”, se dirigían a su pequeña parcela ubicada en la localidad denominada Parientana, al llegar y después de chacchar la coca, que sabía amarga, como presagiando lo que sucedería, amarró a los bueyes, y uno de ellos el más corpulento llamado “Toreto”, violentamente se negaba ser apareado al arado, por lo que don Ceferino optó por castigarlo con el hijón, hasta que, según cuentan, cansado y adolorido de tanto castigo, “Toreto” se echó y pronunció: “hoy no, mañana sí”, muy sorprendido Ceferino, se quedó aborto, de a poco se atraganta con la bola de coca, pensativo se da cuenta, que la fecha es uno de mayo, día del trabajo y entonces día del trabajador también.

Esta historia, nos hace reflexionar respecto a esta fecha tan importante en que en el Perú y varios países del mundo celebramos el día Internacional del Trabajo. La frase “hoy no, mañana sí”, tiene muchas connotaciones. Dejar para mañana lo que se puede hacer hoy, no necesariamente es signo de ociosidad, aunque, en general, se considera un mal hábito, postergar algo que se puede hacer hoy, es un indicio de pérdida de objetivos, esperar poco de la vida, dejar todo para mañana. Como había dicho, dejar de hacer algo, no necesariamente es signo de ociosidad, es también, un respiro, una parada, una reflexión, un “chance”, un descanso, una celebración.

Como sabemos, en esta fecha se realizan grandes manifestaciones de organizaciones laborales y de trabajadores independientes, en los que se declaman encendidos discursos cuyo tema principal es la situación laboral de los trabajadores, que desde luego no son los mejores. Peor aún, si en los tiempos modernos se va reemplazando la mano de obra, por equipos mecánicos y tecnológicos.

Nuestro homenaje, este uno de mayo de 2017 a los trabajadores y trabajadoras cajatambinos, quienes desde las cinco de la mañana inician sus labores en el campo, cómo no recordar en esta fecha los términos: “tarpuy”, “charcuy”, “uchupa”, “unya” entre otros que nuestros padres y abuelos nos podrán explicar, tres fuertes abrazos al trabajador y trabajadora de Cajatambo, Huayto, Barranca, Ccalamaqui, Huacho, Lima y de todas partes del Perú.




[1] Abogado-sociólogo, actualmente se desempeña como Fiscal Provincial Penal Corporativa del Distrito Fiscal de Ventanilla – Callao.
[2] “Lagpi”: Dícese del sombrero deformado por la humedad ocasionada por las lluvias. Sombrero sin horma.
[3]  “Llanque”: Se refiere a las llamadas Ojotas, sandalias de jebe, muy utilizada por los campesinos por la su resistencia.
[4] “Hijón”: Es un palo largo de aproximadamente seis metros, con punta que utilizan los aradores para picar a los toros y éstos aceleren la caminata mientras se abren los surcos del terreno de trabajo.
[5] “Yscu puru”: recipiente de madera natural que se utiliza para almacenar un poco de cal, utilizada tradicionalmente por nuestros antepasados en el chancchado de las hojas de coca.
Este artículo ha sido elaborado para el Informativo Panorama Huayteño de Barranca, dirigido por el maestro Luis Arnaldo Salvador Palacín.
FOTO: Producciones URA.

viernes, 14 de abril de 2017

SEMANA SANTA EN CAJATAMBO...

Hablan las imágenes...

“LA PREVENCIÓN política, a propósito de los huaycos de corrupción”





“LA PREVENCIÓN política, a propósito de los huaycos de corrupción”

Escribe: ulises Requejo Armas

Hay frases conocidas como: “Más vale prevenir que lamentar”, “Un hombre precavido vale por dos”. El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras” (William Shakespeare). “Diez gramos de prevención equivalen a un kilogramo de curación”. (Lao Tse, filósofo chino).

A parte de la palabra prevención, tenemos términos como previsión, precaución y predicción.

Quienes construyen casas a orillas de un río, no solamente actúan sin prevención, sino también sin previsión, precaución y predicción.

De acuerdo a la Real Academia española, la palabra prevención tiene como una de sus acepciones: “Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo o ejecutar algo”. Es toda una teoría, llamada teoría de le prevención aplicable a diferentes campos (Derecho penal, medicina, educación, etc.). Se estudia, analiza y se hace un programa de prevención.

La palabra previsión significa: “Acción de disponer lo conveniente para atender contingencias o necesidades previsibles. Aquí, no es tanto la teoría sino la acción concreta.

Precaución: “Reserva, cautela para evitar o prevenir los inconvenientes, dificultades o daños que puedan temerse”. Precaución es mucho más concreto, se aprecia efectividad.

Predicción significa: “Palabras que manifiestan aquello que se predice” y está en relación al futuro. Se predice que algo puede suceder en el futuro a partir de indicios o señales que se dan. Por ejemplo, la mujer cajatambina cuando una tarde al mirar el cielo vio un arcoíris y se puso a orar y llorar presagiando un mal, lo que ocurrió ese mismo día por la noche, un 29 de julio de 2014, un vehículo de pasajeros se despistó en Cajatambo ocasionando la muerte de varias familias.
 
La prevención es aplicable en varios ámbitos. ¿Sabían que por ejemplo existen fiscalías de prevención a nivel nacional?, cuya tarea es prevenir la comisión de delitos, una labor poco conocida pero que a pesar del incremento de la delincuencia considero que es y será muy importante.

Si bien la prevención es un término aplicable en varios campos del conocimiento humano como la medicina, derecho penal, educación, meteorología, etc, también puede ser aplicada a la política, en ese orden de ideas, nos preguntamos: ¿cómo prevenir que malos políticos lleguen al poder?, ¿cómo prevenir que personas quienes dicen ser políticos lleguen a asumir un cargo político y no aportan y contribuyen con el desarrollo del país y se conviertan en “comechados” a quienes tenemos que mantener con nuestros impuestos; peor aún, se sirven de la política para cometer delitos y beneficiarse económicamente?, ¿cómo evitar políticos corruptos, ladrones, mentirosos y ociosos? A quienes nos hemos cansado decirles: ¡Ama sua, Ama llulla, Ama quella!



Es tiempo de introducir la prevención a la política, para evitar los huaycos que no arrastran lodo, sino corrupción. Es tiempo de levantarse -si ayuda-, como Evangelina Chamorro. Levántate Piura, levántate Perú.